*
*
*
*

14.7.03

EL CHAN CHAN


Compay Segundo nos ha dejado. No hace mucho escribí un relato medio autobiográfico donde su canción más emblemática, el Chan chan, sonó de fondo en mi relato. Hace tiempo que no escribía por aquí, será la calor maresmenca que me deja medio grogui...a todo esto, hola otra vez.

Sentado en una confortable silla, miro por la ventana el atardecer. Un disco de José Mercé anda por la mesa, pongo el disco y escucho su primer tema, “aire”. Cierro mi mano haciendo un puño y miro mis nudillos doloridos. El frío y el aire erosionaron la piel, acabaron agrietándome los nudillos. Pero esas grietas las tengo sólo en mi mano izquierda, mi mano derecha tuvo más suerte, pasa los días protegida por un fino guante. Miro mis manos y veo como una ha sufrido el contacto del aire y de todo lo que le rodea, la otra está intacta, sin cortes ni asperezas. Eso me hace pensar un poco, en ese momento de reflexión me viene a la mente el “me siento en la cama” de Kiko Veneno.


Me siento en la cama
me quito los zapatos
mirando la ventana
me quedo pensando un rato

Revuelvo la mesilla
la radio cae al suelo
enciendo un cigarrillo
no encuentro cenicero

Una mancha en la sábana
caldito de tu cuerpo
tú tienes el mismo agua
que me corre por dentro

Yo tengo una guitarra
la miro y no me suena
seis pájaros en mano
pero ninguno vuela

De tanto pensar en canciones, me apeteció ir a dar una vuelta por la calle de las tiendas de discos por excelencia de Barcelona, la calle Tallers. En la calle Tallers puedes encontrar todo tipo de curiosidades, discos descatalogados , singles semi inéditos, grabaciones piratas...y sobre todo discos, muchos discos. Estaba un poco cansado, pero realmente me apeteció darme una vuelta por aquel pequeño paraíso para el melómano. El viaje hasta allí fue un simple paseo, más difícil fue encontrar aparcamiento por aquella zona. Bajé por la Plaza Cataluña y luego por las Ramblas, siempre me gustó ver a la gente tan variopinta que pasea por las Ramblas, parece un eterno carnaval. Llego a la altura de la calle Tallers y por fin me meto en ella, en busca de nada y de todo a la vez. Entré en un par de tiendas, mirando las novedades, los rarezas, hasta volví a preguntar por el disco maldito, el “sabor salado” de los Ronaldos, parece como si nunca hubiera existido ese disco. Cada vez que salía de una tienda me subía la solapa del abrigo como si fuera Bogart, el frío insistía en hacerse notar. Antes de meterme en algún Frankfurt para comer algo vi a lo lejos, en una calle que cruza la calla Tallers, una pequeña tienda de discos, me acerqué tentado por la curiosidad. Miré por el escaparate pero parecía que no había nadie, apenas había luz. Decidí entrar, motivado por el frío más que otra cosa. Entro y miro la extraña decoración de la tienda. Sus paredes estaban cargadas de fotos antiguas con músicos antiguos, los jarrones y souvenirs me confundían, parecía más una tienda de antigüedades que una tienda de discos. –¡Hola,!¿Hay alguien?- pregunté con timidez. –¡Voy!- siento en la planta de abajo. Al rato subió por las escaleras una preciosa mulata dedicándome la mejor de sus sonrisas.

- ¡Hola!, ¿que querías?

- Hola, hola, nada en especial, sólo entré para ver que teníais por aquí, a ver si encontraba algo interesante.
- Pues has venido al lugar adecuado, tenemos un poco de todo, aunque nuestro fuerte es la música Cubana, el son cubano, ¿tú sabes no?.
- Si, si, me gusta mucho la Vieja trova Santiaguera, Rubén González, Eliades Ochoa y Compay Segundo...están bien.
- ¿Bien?, ¡están algo más que bien!. Es una forma de vida, son pequeñas historias de nuestro pueblo contadas cantando, el son cubano está dentro de nosotros, lo llevamos con nosotros a todas horas..
- ¡Linet!. Se oyó en la planta de abajo.
- Perdona, es mi abuelo, voy a ver que quiere. Ahora vuelvo, curiosea lo que quieras mientras tanto., ok?.
- Vale, vale, no te apures.

Linet tendría más o menos mi edad, noté como le brillaban sus ojos cuando me hablaba de las maravillas de su pueblo. Empecé a curiosear entre los estantes de discos que tenían. Saqué un disco de Elvis Costello, uno de sus primeros discos. Mientras curioseaba aquí y allá me llamó Linet desde la planta de abajo que tenían en la tienda. –¡Chico!, ¿puedes bajar un momento?, te quiero enseñar algo-. Con cierta sorpresa y curiosidad a la vez dejé el disco que tenía entre mis manos y me dispuse a bajar por aquellas estrechas escaleras de madera. Cada escalón que pisaba crujía una cosa mala. Llego abajo y me encuentro una sala ambientada en los años cuarenta, con muebles de época, tenía hasta un pequeño escenario.

- Acércate chico, ¿como te llamas?, que no te lo pregunté todavía.
- David, me llamo David.
- Ven David, te voy a presentar a mi abuelo, se llama Reinaldo. Dice que le gustaría saber que es lo que conoce un chico cualquiera de aquí del son cubano.


Me acerqué hasta donde estaban. El abuelo de Linet estaba sentado en una butaca, marcando el ritmo con su bastón. – Toc, toc, toc, ¡TOC!, toc, toc, toc...Me preguntó si me gustaba el son cubano, si conocía a algunos maestros del son cubano. Le conté que fue a raíz de escuchar los discos de Juan Perro cuando empecé a interesarme por la música cubana. Reinaldo asentía con agrado todo lo que le iba contando. Tenía un semblante tranquilo y pacificador. Linet me contó que su abuelo Reinaldo compuso algunas canciones que luego fueron clásicos del son cubano. Que en los años cuarenta y cincuenta fue uno de los guitarristas que acompañaron a Compay Segundo en sus actuaciones.

- David, ¿escuchaste ya el Chan-chan de Compay Segundo?. Me preguntó Reinaldo con cara de interesado pestañeando de una forma que acentuaba su interés por mi respuesta.
- Si claro, es uno de mis temas favoritos, la han versionado los Macaco, Kiko Veneno, ¡hasta los Marismeños la han versionado!.
- Si, si, está muy bien eso Davisito... pero, ¿lo bailaste alguna vez?. Me preguntó con cara sonriente.
- Ah, no, no, soy un pésimo bailarín, soy un negado para el baile, me quedo completamente rígido. Le respondí con cierto apuro.
- ¡Pero David!, ¿como te puede gustar el son cubano si no lo bailas?. Linet linda, ayuda a este pobre españolito a que entienda la esencia de nuestra música.

Reinaldo se levantó ayudándose con su bastón y se dirigió hacía un viejo tocadiscos que había en una mesita. Cogió uno de los muchos discos que había amontonados en la mesita y lo puso. Empezó a sonar el Chan-chan, Linet me llevó de la mano al centro de la salón. Me cogió la mano derecha y la colocó en su cintura, y la izquierda la cogió con su otra mano levantándola. Mientras intentaba relajarme escuchando la música miré hacía el suelo, mis bambas se convirtieron en unos mocasines negros y brillantes, miro mi ropa y veo que llevo puesto un elegante traje blanco, era muy cómodo. Asombrado, miré a Linet para preguntarle por lo que había ocurrido, pero....¡Linet también había cambiado de atuendo!. Llevaba un vestido negro con unos flecos que le colgaban por las caderas. Ella sonreía y empezó a moverse, empezó a llevarme....



De Alto Cedro voy para Marcané
Luego a Cueto voy para Mayarí.

El cariño que te tengo
Yo no lo puedo negar
Se me sale la babita
Yo no lo puedo evitar.

Cuando Juanica y Cha Chan
En el mar carnían arena
Como sacudía el 'jibe'
A Chan Chan le daba pena.

Limpia el camino de paja
Que yo me quiero sentar
En aquel tronco que veo
Y así no puedo llegar.

De Alto Cedro voy para Marcané
Luego a Cueto voy para Mayarí.



Dábamos unos pases para adelante, otros para atrás, nos separábamos, volvía a mi enroscándose, vueltas y más vueltas. El movimiento de cintura de Linet era embriagador, como seguía el ritmo con todo su cuerpo, parecía que flotaba. Reinaldo se sentó en un taburete y empezó a acompañar la música haciendo las percusiones con una caja. Linet no paraba de reír y me decía...-¡Vamos Davisito!, ¡si lo haces muy bien muchacho!. ¡Mira mi viejito!, ¡Davisito está cogiéndole el gusto al ritmo sabrosón!.

La canción terminó pero no las risas, no parábamos de reír, no importó que perdiera el paso en varias ocasiones, volví a cogerlo con la ayuda de Linet. Al fin lo comprendí, el son cubano era un homenaje a la alegría, ¿puede haber mejor pretensión que esa?. La noche siguió entre bailes y risas, hablando de la música de aquí y de allí, hablando y bailando, por el placer de hablar y bailar. Más tarde, Linet preparó unos huevos revueltos con papas, patatas a lo pobre como se le llama aquí, acompañado de unos ajitos tiernos. Aquella sencilla cena acompañado con un buen vino nos quedó de lo más a gusto. Y así siguió la noche, charlando y poniendo discos, hasta que llegó la hora de despedirme. Allá a las dos y media de la madrugada me despedí de Linet Reinaldo, les agradecí la cena, las clases, las charlas, y sobre todo su simpatía. Linet me acompañó a la planta de arriba para abrirme la persiana. Estaba lloviendo, sólo pasaba alguno que otro correteando sin paraguas. Linet me dijo que me quedara, que llovía demasiado, pero le dije que se me hacía tarde, me echaría una carrera hasta el coche como los demás. Nos despedimos con un par de besos y eché a correr. Mientras corría por las Ramblas, miré la palma de mi mano derecha por un momento, me pareció fantástico que se mojara como su compañera, que sintiera como caían las gotas en ella, sentir al fin y al cabo.





Posted by Rutinario @ / ancla / |





Todos los escritos de este weblog los ha escrito un servidor, a no ser que se indique lo contrario, claro.

2003-2004. © Rutinario.

¿Información?

Estás en Rutinario Club Social. Esto es un weblog personal en el que se mezclan sin orden ni concierto realidad y ficción. ¿Qué no sabes qué es un weblog?. Pues estamos apañados, ya somos dos.

Autor

¿Quién es rutinario?

Enlaces

+ 4 Colors

+ Stee

+ Feo

+ Delirium Tremens

+ Gerun

+ Pumlog!

+ Siempre quise ser tunanta

+ Sego

+ No soy Superwoman

+ Alberto Bastos

+ El club de los pájaros mojados

+ Sin comentarios

+ Buenas canciones

+ Pensando en alto

+ El portal de Belén

+ Nuncanada

+ Trapo

+ Is-land

+ Ike Janacek

+ Grager

+ Nando Caballero

+ DedosDisparados

+ Bitacoras.net

Contacto con...tacto

rutinario76@hotmail.com

Archivos

PORTADA

04/06/2003 - 04/13/2003
04/13/2003 - 04/20/2003
04/20/2003 - 04/27/2003
04/27/2003 - 05/04/2003
05/04/2003 - 05/11/2003
05/11/2003 - 05/18/2003
05/18/2003 - 05/25/2003
05/25/2003 - 06/01/2003
06/01/2003 - 06/08/2003
06/08/2003 - 06/15/2003
06/15/2003 - 06/22/2003
06/22/2003 - 06/29/2003
06/29/2003 - 07/06/2003
07/06/2003 - 07/13/2003
07/13/2003 - 07/20/2003
07/20/2003 - 07/27/2003
08/03/2003 - 08/10/2003
09/14/2003 - 09/21/2003
09/21/2003 - 09/28/2003
10/05/2003 - 10/12/2003
10/12/2003 - 10/19/2003
10/19/2003 - 10/26/2003
10/26/2003 - 11/02/2003
11/02/2003 - 11/09/2003
11/09/2003 - 11/16/2003
11/16/2003 - 11/23/2003
11/23/2003 - 11/30/2003
11/30/2003 - 12/07/2003
12/07/2003 - 12/14/2003
12/14/2003 - 12/21/2003
12/21/2003 - 12/28/2003
12/28/2003 - 01/04/2004
01/04/2004 - 01/11/2004
01/11/2004 - 01/18/2004
01/18/2004 - 01/25/2004
01/25/2004 - 02/01/2004
02/01/2004 - 02/08/2004
02/08/2004 - 02/15/2004
02/15/2004 - 02/22/2004
02/22/2004 - 02/29/2004
02/29/2004 - 03/07/2004
03/07/2004 - 03/14/2004
03/14/2004 - 03/21/2004
03/21/2004 - 03/28/2004

Utilidades

+ La RAE
(para hablar con propiedad)


+ Oink!
(Oink navega por ti)


+ Mundo Cruel
(para reír por no llorar)


This page is powered by Blogger. Isn't yours?   

Conoce más de las bitácoras


imagen


 Bitacoras.com

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com